Cuidados de la piel: Consejos para las necesidades según la edad

¿Querés conocer cuáles son los mayores cuidados de la piel? No te pierdas esta nota con datos claves para mantenerla jóven, hidratada y reluciente toda tu vida.


Por qué es importante realizar cuidados de la piel diariamente
¿Sabías que la piel es un órgano? ¿Eres consciente de que se encuentra abierta al exterior de manera directa y constante? Los cuidados de la piel son esenciales para que se vea sana y reluciente.

Se trata de una estructura compleja conformada por 2 capas bien distintas: la epidermis y, más abajo, la dermis que nos protegen de las temperaturas, de los agentes externos y de las bacterias y nos alertan cuando algo en el organismo anda mal, modificando su tonalidad y aspecto.

En la profundidad de la epidermis, las células jóvenes se dividen de manera contínua y resurgen a la superficie una vez cumplidos los 28 días. Se llenan de keratina y se unen a otras conformando 2 secciones protectoras de la epidermis: Una membrana interna y la membrana externa que alberga millones de pelos y glándulas sudoríparas.

Este órgano importante también nos brinda el sentido del tacto y contribuye a la producción de Vitamina C, esencial para nuestros huesos y articulaciones. 

Para muchos, constituye el reflejo de la salud física y emocional, porque puede manifestar afecciones de todo tipo cuando ha llegado el momento de realizar un cambio profundo en nuestras vidas.

Por todo ello, la piel debe ser cuidada y mimada. No sólo directamente, sino también de manera indirecta, es decir: para cuidar la piel se requiere de acciones físicas y mentales que la alimenten positivamente.


Los cuidados de la piel y sus necesidades de acuerdo a la edad:

Podríamos decir que, de acuerdo a cada rango etario, la piel manifiesta ciertas necesidades específicas. 

Por supuesto que en los cuidados de la piel influyen la genética y el estilo de vida que elijamos, pero el paso de los años no es menor en el envejecimiento y el aumento de necesidades  determinantes. ¡Te invitamos a conocerlas!

30 años de edad:

En general, es alrededor de los 30 años que comienzan a visualizarse los primeros signos de envejecimiento de la epidermis, como líneas de expresión, primeras arruguitas, manchas, etcétera.

Es importante aumentar la ingesta de agua y evaluar las necesidades concretas de la piel para utilizar productos idóneos y específicos que ayuden a recuperar un aspecto más jóven.


40 años:
Uno de los mayores problemas es la pérdida de volumen de la piel y, consecuentemente, el aumento de la flacidez. La limpieza facial y el empleo de componentes concretos como Vitaminas y ácidos, son fundamentales para el cuidado.

50 años en adelante:
Existen dos problemas centrales que suelen manifestarse a partir de los 50 años de edad: profundización de arrugas y pérdida de elasticidad
Es importante aumentar los cuidados de la piel, realizando ejercicio físico, bebiendo mucho líquido y utilizando cremas faciales para el día y la noche con ácido hialurónico y otros componentes que actúan contra el envejecimiento, hidratan la piel y minimizan las arrugas.

Cuáles son los cuidados de la piel más elementales:

Una epidermis bella y saludable significa que ha sido cuidada de manera constante y consciente. Los cuidados de la piel son necesarios desde que nacemos, por ejemplo protegiéndola del sol y de productos artificiales que pueden dañar la epidermis sensible de los bebés.

A continuación podrás conocer los mejores consejos para cuidar tu piel de ahora en adelante y notar cambios increíbles. 

Si seguís estas reglas de oro que son extremadamente básicas y sencillas de implementar durante todo el año, tu piel lo agradecerá porque se verá más suave, elástica y radiante. ¡Comencemos!

1.Protección del sol:
¿Sabías que el mayor desgaste de la piel se produce por los rayos solares? Para que se vea 100% saludable, más allá de su edad, la protección solar es un punto clave.
Es importante seleccionar cremas con un SPF adaptado a tu tipo de epidermis y, sobre todo, que sea alto: mínimo FPS 30. Además, debés repetir su aplicación cada 2 ó 3 horas para garantizar una efectividad completa.
Entonces, antes de salir de casa, usá siempre protección solar para evitar el debilitamiento de la piel y su envejecimiento prematuro.

2. Limpieza diaria:
Para lograr una piel jóven y evitar que se reseque debido al impacto de los agentes externos, el uso de limpiadores faciales suaves para tu piel, son esenciales. Una rutina de limpieza por la mañana al despertarte y por la noche antes del descanso, garantizarán la hidratación y el cuidado adecuado.

3. Hidratación interna y externa:
¡Hidratar el cuerpo bebiendo al menos 2 litros de agua debe ser tu mantra! También es necesario el uso de una crema facial hidratante que, luego de la rutina de limpieza diaria, te ayudará a cuidar y reparar la película hidrolipídica que recubre la epidermis.

4. Alimentación saludable:
Los alimentos saludables y la dieta equilibrada no sólo benefician a tu cuerpo sino también a la piel. No olvides que los alimentos poseen nutrientes y vitaminas esenciales para mantener tu epidermis bella y saludable.

5. Descanso reparador:
Cuando una persona duerme lo suficiente: entre 8 y 9 horas diarias, su piel habla por sí misma, luciendo saludable, radiante y descansada.

6. Evitar los excesos:
El alcohol y el tabaco son perjudiciales para la salud y sus efectos nocivos también se reflejan en la piel: el cutis se ve apagado y envejecido. Si querés lograr una piel saludable y un aspecto radiante, evitá siempre los excesos y malos hábitos.

En Farmacia Leloir podrás encontrar productos adecuados para potenciar los cuidados de la piel y lucirla saludable y en armonía. ¡Ingresá a nuestra tienda y conocelos!