4 diferentes tipos de arrugas y nuestros consejos para tratarlas

No importa cómo las llames, todas las conocemos como una misma cosa: Arrugas. Y, a menos que hayas descubierto algún rasgón a tiempo, todas experimentaremos arrugas en algún momento de nuestras vidas. Es una parte natural del envejecimiento. De hecho, ¡es uno de los atributos definitorios del envejecimiento! Pero, ¿Qué causa las arrugas?

Una encuesta realizada a 2000 mujeres, de un minorista de belleza y salud, descubrió que las mujeres comienzan a preocuparse por los signos de envejecimiento en promedio a la edad de 29 años, siendo las arrugas y la flacidez las dos principales preocupaciones. Según estudios, la mayoría de nosotras nos damos cuenta de la aparición de líneas finas.
 

¿Sabías que no todas las arrugas son iguales?

Tradicionalmente se creía que las arrugas caían en solo dos categorías:

Arrugas dinámicas: aquellas líneas que resultan de movimientos faciales repetidos (como sonreír), que forman arrugas en la piel.

Arrugas estáticas: las líneas que se producen en la piel por pérdida de la  elasticidad y colágeno,  que finalmente marcan un hundimiento.

Sin embargo, luego de varios estudios se identificaron ¡cuatro categorías diferentes de arrugas! Cada tipo de arruga tiene sus propias causas internas y externas, sobre las que detallareé, mas adelante. Hoy, te voy a mostrar los diferentes tipos de arrugas, lo que causa las arrugas y mis mejores consejos para tratarlas, para que puedas tener una piel joven y saludable en los próximos años.

 

Cuatro diferentes tipos de arrugas y qué las causa:

1. Arrugas estáticas atróficas

Estas arrugas son esas pequeñas líneas paralelas, que desaparecen cuando la piel se tensa. Pueden ocurrir en tu cara o en cualquier parte de tu cuerpo (pensa en esas pequeñas arrugas que pueden aparecen en el pecho).

¿Qué los causa?

Estas líneas, son el resultado de una pérdida de colágeno y elasticidad, que conducen a la flacidez de la piel.

¿El principal culpable?

Daño del sol. La exposición a los rayos UV, libera radicales libres en nuestra piel que descomponen el colágeno y la elastina, que son los componentes básicos que le dan a nuestra piel, firmeza y estructura. ¡Asegúrate de usar protección solar SPF a diario, especialmente en la cara, el cuello y el pecho (así como en otras áreas expuestas)!
 

2. Pliegues elásticos permanentes

Estas son líneas de pliegues, que terminan convirtiéndose en arrugas permanentes a medida que envejecemos. Estos pequeños individuos tienden a aparecer en nuestras mejillas, labio superior y la base de nuestros cuellos.

¿Qué los causa?

Al igual que con el anterior tipo, la exposición repetida al sol puede empeorar estas líneas. Fumar, también es un factor importante en la profundización de estos pliegues, como esas líneas que te rodean los labios al frotar repetidamente la boca. Pero eso no es todo. Cada vez que fumas, expones la superficie de tu piel a todo tipo de productos químicos cancerígenos. Además, cuando inhalas, inhibís la capacidad de tu cuerpo para hacer circular el oxígeno a tu piel, que necesita para sanar y formar células sanas de la piel (una de las razones por las que fumar a menudo resulta en un cutis opaco). ¡Deja de fumar ya! Tu tez y tu cuerpo, te lo agradecerán.
 

3. Líneas de expresión dinámica

Estas divertidas líneas son las que mencioné arriba, que se obtiene de los movimientos musculares faciales repetidos que causan arrugas en la piel, que luego se vuelven más permanentes. Suelen aparecer alrededor de la boca, los ojos y la frente.

¿Qué los causa?

Obtenés estas líneas básicamente de vivir tu vida y ser un ser humano. Son como una colección de pequeños momentos, de cada vez que has entrecerrado los ojos en un día soleado, te reís de una broma interna o fruncís el ceño, cuando un personaje es asesinado en tu serie favorita. A menos que quieras convertirte en un robot y dejar de expresarte, tendrás estas líneas y pliegues en la cara. ¡Usa esas líneas con orgullo! ¡Son insignias de honor de las experiencias de una vida vivida!
 

4. Pliegues gravitacionales

Estas son las arrugas que ocurren naturalmente con la edad, a medida que nuestra piel pierde estructura y comienza a doblarse y ceder.

¿Qué los causa?

Como su nombre indica, tiempo + gravedad = pliegues gravitacionales. Podes atribuirlo a un buen envejecimiento. A medida que envejecemos, nuestra piel comienza a perder colágeno y elastina, lo que provoca arrugas y flacidez. Investigadores, descubrieron que estas líneas son más evidentes en una cara delgada con piel más delgada, que en una cara más gruesa con piel más gruesa, la cual mostrará menos de estos tipos de pliegues.

¿Qué puedo hacer con las arrugas?

Una de las mejores apuestas para protegerte contra las arrugas, es prevenir en lugar de tratar. No esperes hasta que comiences a ver pequeñas líneas aparecer, para comenzar a usar productos antienvejecimiento en tu cuidado de la piel. ¡Incorpora esas fórmulas para impulsar la juventud de tu piel, ahora, y detener las arrugas antes de que comiencen!

Veamos algunos de los mejores consejos para tu rutina de cuidado de la piel, que te proporcionarán una piel suave y juvenil.

¡Usa SPF A RAJATABLA, CADA DÍA DE TU SEMANA!

El 90% del envejecimiento visible de la piel, es causado por la exposición al sol y el daño posterior. Cuando nuestra piel se daña por la exposición a los rayos UV, los radicales libres envejecen la piel al causar hiperpigmentación, comprometiendo la textura de nuestra piel, al descomponer el colágeno y la elastina, lo que provoca flacidez y, sí, arrugas. ¡Todo lo que tenes que hacer para evitar el envejecimiento solar, es asegurarte de usar protección SPF a diario!

El uso de protector solar es a diario. ¡Y esto significa todos los días! Incluso en días nublados. Ya que se acumula mucha exposición solar, al hacer cosas como conducir y caminar al aire libre, y esa exposición se suma. Seguí este valioso consejo y verás los resultados deslumbrantes.


Consejos sobre SPF

Usa una crema hidratante diaria que incluya protección UVA / UVB de amplio espectro, de al menos SPF 30. Aplica SPF al menos 15 minutos antes de salir, para darle tiempo de absorberse en la piel. No te olvides tu cuello y pecho. Se benefician del cuidado de la piel, tanto como tu cara. ¡No escatimes! Aplicá una bondadosa cantidad de producto, para una protección óptima. Volvé a aplicar SPF cada 1-2 horas, si estás afuera por un tiempo o sudas mucho. Y, siempre es una buena idea usar un sombrero y anteojos de sol, buscar sombra durante las horas pico de UV (10:00 am - 4:00 pm).

Lee etiquetas. Estos ingredientes antienvejecimientos, son la clave.

Si deseas suavizar tus arrugas es importante que agregues algunos productos en tu cuidado de la piel diario. Busca fórmulas que incluyan ingredientes, que desafíen tu edad. Algunos de los ingredientes estrellas son:

Retinol

El derivado de la vitamina A, el retinol, suaviza la piel mediante una exfoliación suave para eliminar las células muertas de la piel y estimular la renovación de las nuevas células. Esto, a su vez, también fomenta la producción de colágeno para reafirmar la piel y disminuir las líneas finas.

Beauty tips: El retinol y los retinoides, pueden hacer que la piel sea sensible a la luz solar, por lo que siempre recomendamos usarlo en tu rutina de cuidado de la piel PM. También, puede causar una ligera irritación en la piel y  tomar un poco de tiempo para que la piel se ajuste. Asegúrate de consultar las instrucciones, que probablemente te recomienden al comenzar usándolo, solo un par de veces a la semana.

Ácido hialurónico

Las líneas finas y las arrugas, se hacen más evidentes cuando la piel está seca o deshidratada. El ácido hialurónico es un humectante de mega humectación, lo que significa que absorbe la humedad y la mantiene en la superficie de la piel para proporcionar hidratación. ¡Esta acción humectante, también ayuda a rellenar la piel, líneas finas y restaurar la flexibilidad de tu cutis!

Antioxidantes

¿Recordás cuando mencioné que el daño solar puede causar que los radicales libres descompongan el colágeno? Bueno, los antioxidantes son los superhéroes que se lanzan para derrotarlos. Los antioxidantes, trabajan para detener el daño de los radicales libres y apoyar la curación de la piel al alentar la reparación celular y la reconstrucción del colágeno y la elastina. ¡Créeme, queres a estos tipos en tu equipo de cuidado de la piel!

Péptidos

Los péptidos, son cadenas de aminoácidos que forman la proteína de la piel, el colágeno. Al ayudar a tu piel a restaurar los péptidos, estás reconstruyendo bloques de colágeno para fortalecer la piel y recuperar su firmeza. ¡Pensá en ello, como construir un castillo para defenderse de las arrugas!

Comé alimentos que fortalezcan la piel.

¿Sabías que la alimentación puede ayudar a reparar y nutrir la piel desde adentro? Hace que tus momentos de alimentarte funcionen también, para tu cutis. Optá por una dieta equilibrada, llena de vitaminas, deliciosas frutas y verduras ricas en antioxidantes. Una alta ingesta de vitamina C (un antioxidante natural) puede ser de gran aporte, para tener menos arrugas y menos piel seca, en relación a tu edad. ¡Asegúrate de consumir muchos alimentos integrales nutritivos para que puedas alimentar tu piel!

Hacer ejercicio, dormir, repetir

Cuando estamos estresados ​​o abrumados, digamos cuando recordás que tenes que hacer cuatro docenas de trámites, para entregar MAÑANA al trabajo, nuestros cuerpos se inundan de cortisol. Cuando esto sucede regularmente, el cortisol puede albergar una fiesta de inflamación en nuestros cuerpos, que descompone el colágeno y la elastina. Esta es una de las razones, por las que sentís que tu tez se ve opaca y cansada. Dos excelentes maneras de neutralizar el cortisol son, hacer ejercicio regularmente y dormir lo suficiente. (¡No lo llaman descanso de belleza por nada!). Realizá durante al menos 30 minutos de ejercicio de cardío 2-3 veces a la semana y 6-8 horas de sueño sólido por noche.

Beauty tips: El ejercicio te ayuda a dormir, y el sueño te ayuda a recuperarte del ejercicio. ¡Es el ciiiirrrrcle de liiiiiiiffe!

 

En algún momento, es probable que todas tengamos arrugas. ¡Podes agradecerle al tiempo y a tus genes por eso! Sin embargo, podés optar por tomar medidas para prevenirlos y tratarlos, o  simplemente aparecer y usarlas con orgullo como recuerdos de una vida llena de experiencias. No importa cuál elijas, siempre y cuando tengas una piel sana, ¡no podes perder!