El boom de la cosmética sustentable que cuida tu piel

¡La cosmética sustentable se encuentra en su mayor apogeo! Descubrí en esta nota todo sobre una nueva forma de cuidar tu piel, más natural y que prioriza el respeto del medioambiente. 

Qué es la cosmética sustentable
Bio, vegano, eco-friendly, ciencia verde y muchas otras denominaciones se forjan para hacer referencia a la cosmética sustentable, una nueva forma de cuidar la piel respetando el medioambiente y siendo socialmente responsable

La sustentabilidad, el cuidado del planeta y la preocupación por la contaminación se han convertido en un interés prioritario para los consumidores modernos. 

Desde hace años somos conscientes de que el mundo necesita un cambio radical en sus maneras de producir y esto ha llegado a las marcas que debieron adaptarse a las nuevas demandas. 

¡Y el universo de la cosmética no es ajeno a ello! Muchas marcas debieron incorporar nuevas reglas que van desde el diseño, la producción hasta el embalaje, con el objetivo de volverse más sustentables y respetuosas con el entorno, cuidando la piel de forma natural y con una mirada holística.

Tanto es así que hace unos pocos meses, grandes firmas del mundo de la cosmética como L'Oreal, LVMH, Unilever y otras, decidieron unirse para dar lanzamiento a una iniciativa global de cooperación con la finalidad de desarrollar un sistema de análisis y clasificación del impacto ambiental en los productos de la industria. 

Además de lo positivo que significa que grandes marcas perfilen sus productos hacia una cosmética sustentable, es interesante que se trate de una convocatoria abierta, para que puedan sumarse las empresas que deseen aportar valor a la sostenibilidad de la producción de cremas, geles, serum, productos para el cabello e higiene y tanto más.
 

Pero, ¿a qué denominamos cosmética sustentable? Es aquel producto que ha sido fabricado desde una visión profundamente sustentable, teniendo en cuenta todos los procesos que inciden en su creación y sin descuidar ninguna instancia: debe ser biodegradable, sin testeos en animales, proveniente de cultivos orgánicos, sin compuestos modificados genéticamente, libres de derivados de petróleo y muchos apartados más.

Esta mirada de cuidado del medio ambiente y del cuerpo humano ha generado el descubrimiento de grandes propiedades beneficiosas en las plantas y, fundamentalmente, de sus aceites naturales, que pueden ser utilizados sin procesos previos.

Un ejemplo claro es el aceite natural de jojoba cuyo arbusto produce semillas de las cuales se extrae el aceite, a través de un prensado en frío, sin agregar otro ingrediente, ni modificarlo mediante técnicas invasivas de producción. 

Características de la cosmética sustentable
Como mencionamos anteriormente, la cosmética sustentable tiene en cuenta ciertos factores eco friendly y cuenta con características específicas que la definen como tal y tienen diferentes propósitos: minimizar arrugas, hidratar, humectar, eliminar porosidad, etcétera.

No todas las marcas que producen cosmética natural las emplean en su conjunto, pero sí lo hacen en su gran mayoría. Las más destacadas son:
 

  • Utilización de activos naturales en lugar de activos químicos. Para ello se extraen los aceites de diferentes frutos y plantas que poseen grandes propiedades beneficiosas para el cuerpo. Además esto resulta ser mucho más ecológico y saludable para el organismo.
  • Eliminación de uso de conservantes, colorantes y aromas sintéticos, como así también de aceites derivados del petróleo como la habitual parafina.
  • Uso de emolientes extraídos exclusivamente de materias primas vegetales.
  • Prácticas de extracción, fabricación y logística sustentables, donde se prioriza el cuidado medioambiental y la reducción del impacto negativo en el entorno. Por ejemplo, la optimización del uso de transporte para el traslado de la mercadería, con el fin de reducir sustancialmente la contaminación.
  • Uso de packaging ecológico, sobre todo reciclable o biodegradable, confeccionado con materiales respetuosos con el medio ambiente y que provengan de bosques gestionados por organismos de extracción responsables.
  • Uso de materias primas provenientes de cultivos orgánicos y biodinámicos, como así también con recolección controlada.
  • Con certificaciones siguiendo criterios de exigencia medioambiental, otorgadas por organismos competentes que evalúan los componentes y modos de fabricación del producto.
     

La cosmética sustentable es una tendencia que ha llegado para quedarse. Cuidar el cuerpo de manera holística y respetando el planeta en el cual vivimos, se hace cada vez más fuerte en la cultura y en la mente de la sociedad mundial.