Alopecia: Cómo luchar contra la caída del cabello


¿Qué es la alopecia? ¿Cómo tratar este problema y cuáles son sus causas y origen? Si buscás respuestas, esta nota es para vos. Te invitamos a informarte con los mejores datos y consejos profesionales.

Qué es la alopecia
La alopecia hace referencia a la pérdida relativamente abundante e inesperada de cabello que puede ser de diferentes tipos y tener diversos orígenes. En general este proceso de caída de cabello repentino suele iniciarse en los laterales de la frente o en la coronilla de la cabeza.

El proceso natural del pelo es el siguiente: Nace en su papila y se extiende mediante el folículo piloso para finalmente emerger hacia la superficie del cuero cabelludo y cuyo destino es crecer de forma ininterrumpida en largo y ocupar el mismo sitio que en otro momento pertenecía al pelo antecesor.

De esta manera, cuando el cuero cabelludo y las células regenerativas están sanas, el nuevo pelo poseerá un grosor adecuado, lucirá con buena textura y un aspecto saludable para vivir un promedio de 4.5 años. 

Ahora bien, cuando comienza un proceso alopécico, el cabello que se origina es más delgado al que reemplaza, crece de forma lenta y vive menos tiempo. Cuando muere, es sustituido por otro que es más débil aún y se desarrolla más lentamente. 

Progresivamente, el cuero cabelludo comienza a perder pelo, dando lugar a esta enfermedad y padecimiento en muchas mujeres y hombres que suelen vivirlo como una situación frustrante y traumática. 

La aparición de la alopecia suele tener un efecto más nocivo psicológicamente en mujeres que en varones ya que incide en el autoestima y la belleza impuesta por una cultura y sistema que vincula a la mujer con un modelo de belleza específico y donde el cabello ocupa un lugar preponderante.

Pensemos en las grandes obras de arte y las pinturas de mujeres musas con largas y atractivas cabelleras o con peinados ostentosos. Desde siempre la sociedad occidental ha ligado como símbolo de feminidad el cuidado de la higiene, el cabello, el cuerpo y los modales.

Estas lógicas de paradigma se vivencian por muchas mujeres como modelos determinantes y, frente a alguna enfermedad que atenta contra ello, pueden agravar su padecimiento.

Cuál es la causa de la alopecia
Las causas de la alopecia son múltiples y variadas. Desde disfunciones genéticas, hasta consumo de fármacos, trastornos psicológicos específicos, patologías sistémicas del organismo, otras enfermedades incidentes o a causa de situaciones extremadamente estresantes.

Si bien existen diferentes tipos de alopecias, podemos destacar 2 grandes categorías que poseen características concretas y bien definidas:

Alopecia cicatricial: suele relacionarse a una enfermedad cutánea como inflamación, infección u otra afección que sufrió la piel como en el caso de las quemaduras.

Alopecia no cicatricial: se origina debido a una disfunción del folículo piloso que sigue vivo con lo cual existen posibilidades de recuperación. En esta categoría aparecen alopecias como la arenata, androgénica, efluvios, anagénica, etcétera.

Es fundamental adoptar medidas ágiles, informadas y asesoradas por un profesional de la salud para frenar rápidamente el proceso de deterioro que produce la alopecia. Con un tratamiento adecuado en base al tipo de padecimiento en concreto, es posible evitar la caída del cabello e incluso la calvicie irreversible de casos potencialmente graves


Cómo podemos tratar la alopecia
Existen tantos tratamientos como tipos de alopecia existentes en el mundo. Es importante seleccionar un buen profesional capacitado en el tema que, inicialmente, pueda distinguir el tipo de alopecia que se sufre y, de esa manera, arribar a la mejor alternativa para tratarla.

Algunas de las estrategias clínicas más utilizadas son:

Fármacos como el minoxidil influyen en la repoblación capilar, por ello suele recetarse en casos de alopecia leves o moderados que aún tienen un folículo piloso vivo.
Fármacos antiandrogénicos como el acetato de ciproterona con etinilestradiol, espironolactona y flutamida.
Mediante mecanismos de regulación de ciclo folicular como el VEGF (Vascular endotelial). 
Inhibidores de la fibrosis que suele aparecer en la fase terminal de este padecimiento. Por ejemplo, el aminexil en dermocosmética.
Combinación de ciertos fármacos como el minoxidil tópico y la finasterida oral que han demostrado una gran efectividad en el tratamiento de la alopecia.

Más allá de estos tratamientos médicos que podrás conocer en detalle en el estudio “Alopecia femenina. Abordaje eficaz”, es importante reconocer que la higiene es determinante en la salud general del cabello y, aunque no sea un factor que cause alopecia, sí puede potenciar ciertos procesos problemáticos en el cuero cabelludo.

Es primordial utilizar un shampoo formulado correctamente y testeado para lograr resultados saludables y prometedores, además de evitar formulaciones demasiado agresivas que influyan en la caída de pelo. ¿Necesitás ayuda? Conocé las mejores opciones para cuidar tu pelo en Leloir Beauty Store.