Belleza natural y una nueva manera de vencer los prejuicios

Si bien es cierto que existen cada vez más movimientos y miradas que abogan por una belleza natural, es real que aún queda mucho por desandar y por transformar el paradigma del envejecimiento y los prejuicios en torno a los cuerpos reales. 

Te invitamos a reflexionar sobre este tema.
La belleza natural como estandarte de muchas mujeres
Los últimos años, muchas mujeres hemos sido partícipes de una nueva mirada acerca de nuestros cuerpos, acerca de las arrugas y de todo lo que acontece con el paso de los años y que abre camino a nuevas corporalidades, muy lejos de las que vemos en las revistas de última moda.

Estamos transitando un camino hacia una visión más positiva sobre nosotras mismas porque, poco a poco, nos sacamos tanto peso de encima y comenzamos a decidir ser únicas, ser quienes deseamos ser.

Porque comprendemos que el envejecimiento, el volúmen y peso corporal, los gustos y preferencias ya no tienen razón de ser dentro de un estereotipo homogéneo al cual todas deberíamos llegar o, al menos, intentarlo.

Hablamos de tiempos e ideas que parecen de antaño pero que aún conviven con nosotras: una forma cultural que considera que el paso de los años es algo negativo, digno de erradicar de nuestras propias pieles y cuerpos.

Hoy nos sentimos más libres y la belleza natural se forja como un estandarte de muchas banderas, sobre todo la del cuidado del cuerpo y, fundamentalmente, de su aceptación. 

Frente a esta nueva ola de miradas entendemos que el envejecimiento está en nuestra percepción y que ésta se educa, por ello se vuelve central que trabajemos fuertemente nuestra aceptación. 

Lo que se acepta se transforma positivamente, como se transforman nuestros cuerpos, repletos de cambios que dan cuenta de la vida misma, de lo afectivo que se cuela en nuestras pieles, sangre, células.

Hoy cada una de nosotras puede elegir SER. Y en ello radica la verdadera libertad: elegir el camino de la cosmética sustentable, optar por no elegir absolutamente nada, decantarse por las últimas cremas y marcas de tendencia.

En el cuidado reside el disfrute y cada manera de hacerlo es válida y aceptable.


Te invitamos a sumarte a la belleza natural
Sabemos que en tiempos donde la vorágine del día a día nos roba un poco el deseo y las ganas de poner freno a tanta velocidad, se vuelve imperante comenzar un camino de bienestar holístico. 

Gracias a ello podremos hacer frente a tantos prejuicios y a un mundo que parece volverse cada vez más violento… 

Te invitamos a volver a las fuentes: a disfrutar de un tiempo en quietud, a priorizar tu cuidado, a bucear en tus deseos, a incluir nuevas maneras de sentirte mejor, en fin… a amarte a vos misma.

Ser belleza natural es aceptarte. Ser belleza natural es convertirte en una consumidora consciente y elegir correctamente lo mejor para tu esencia y tu cuerpo.

Son tiempos de cambios. Debemos ser el cambio positivo que queremos ver en el mundo. Te invitamos a comenzar hoy mismo a sentirte bella naturalmente.