¿Cómo cuidar tu piel en cuarentena?

Probablemente  estés expuesta a un sol menos fuerte y uses menos maquillaje, o incluso ni te maquilles, lo cual es bueno para tu piel.  La estufa o aire acondicionado no paran de funcionar, comes menos alimentos saludables y consumís más bebidas alcohólicas para hacer frente a la incertidumbre de la cuarentena.

Con la creciente cantidad de tiempo que se pasa en casa en medio de la pandemia, tu cuerpo ahora se está adaptando a una nueva rutina. Tu piel, el órgano más grande de tu cuerpo, también podría tener dificultades para darse cuenta de lo que está sucediendo y asustarse de una forma u otra.
Especialistas en dermatología, explican que debemos cuidarnos por completo para mantener la piel sana y brillante en cuarentena.  Tu piel es un reflejo de tu salud general.
Desde Farmacia Leloir, queremos contarte cómo cuidar tu piel en medio de la pandemia.

- Dormir lo suficiente:
Dormir es imprescindible para tu vida saludable en general.  El comportamiento saludable del sueño incluye quedarte dormida fácilmente dentro de los 15-20 minutos de acostarse; dormir regularmente durante un total de siete a nueve horas en un período de 24 horas; con un sueño continuo. Si no dormís lo suficiente, tu cuerpo liberará más cortisol, la hormona del estrés que puede causar acné o psoriasis.


- Hacer ejercicio de forma rutinaria:
Hacer ejercicio ayudará a tu cuerpo a quemar cortisona, lo cual, es una buena manera de reducir el estrés y ayudar a mantener tu piel limpia. Por esto, bañate inmediatamente después de hacer ejercicio. Luego del baño, no olvides tu rutina de limpieza facial.


- Usar crema hidratante:
Debido a la situación del coranavirus, estamos  sentados en habitaciones con aire acondicionado o estufas, con más frecuencia que en tiempos anteriores. Esto puede causar,  que tu piel quede expuesta al aire seco por más tiempo. Te sugerimos usar un humidificador, en la habitación donde estés con más  frecuencia en tu casa. Además, trata de no tomar duchas largas  y calientes, ya que el agua caliente absorbe la humedad de tu piel.


- No exageres con el cuidado de la piel:
Este es el momento ideal, para prepararte una rutina experimental de cuidado de la piel. Podes optar por mascarillas para la piel y exfoliantes (solo con precaución).Tené en cuenta, que toda esa exfoliación y descamación afecta el manto ácido de la piel.  Ésta contiene, bacterias buenas y malas. ¡No queremos deshacernos de todas sus cosas buenas! Por lo tanto, si Te realizas exfoliaciones en exceso, tus niveles de pH aumentan y eso puede provocar problemas en la piel.
Además, es importante poner mucha atención a los lavados de la cara en exceso,  esto produce que vayas eliminando los aceites naturales propios, por lo que tu piel comenzará a producir más. Lavate la cara, solo una o dos veces al día y usa peróxido de benzoilo una vez por semana, es suficiente.

- Hidratá tus manos:
La medida preventiva número uno de COVID-19 es lavarse las manos, por lo que, naturalmente, ahora te lavas las manos con más frecuencia de lo que solíaS hacerlo. Sin embargo, recordá siempre humectar tus manos después del lavado, ya que, todo ese lavado y desinfectante de manos, seca la piel. Podes utilizar cremas, fluidos, emulsiones, mascarillas para las manos o vaselina para evitar manos secas y agrietadas.

Puede que en estos tiempos, sea más difícil comprar tus productos para el cuidado de la piel. Sin embargo, podés hacer tu propio cuidado de la piel con cosas que podes encontrar en tu cocina.
El  uso de aceite de coco puede  ayudar con el eccema y los poros bloqueados. También te recomendamos aceite de ricino, que es una fuente de triglicéridos, ricinoleico y otros ácidos grasos. Los triglicéridos ayudan a retener la humedad en la piel, mientras que el ricinoleico funciona como un agente antiinflamatorio. Por último, el aceite de oliva también ayuda con el cuero cabelludo y el pelo seco.

BeautyTip: Antes de acostarte a dormir, masajeate  con un poco de aceite de oliva el cuero cabelludo. ¡Esto realmente puede ayudarte!

 



La belleza no es superficial. La belleza es una forma de mimar tu interior y siempre recordarte, en cuarentena o no, tu dignidad y valor, esenciales como ser humano. La verdadera belleza es radiante. Es del tipo que hace que otras personas se detengan y se den vuelta. Comenzá desde lo más profundo. Es el tipo de belleza que proviene del amor y el respeto por nosotras mismas. Y nuestra rutina de belleza puede ser el ritual donde ocurre ese profundo amor propio.