¿Puedo lavar mi cara con el mismo jabón que mi cuerpo?

¿Cuál es el problema de lavarse la cara con jabón? Te pones un poco de jabón, te mojas la piel con agua, secas y estás en camino. ¡NO, esto nunca lo hagas! NO importa qué tipo de piel tengas. Afortunadamente, hay toneladas de opciones de productos de limpieza facial, pero debes elegir la correcta.

Para las personas con acné, el cuidado de la piel implica un poco más de tiempo y esfuerzo. Si tenes acné, lo último que debes usar es un limpiador que contenga gran cantidad de ingredientes agresivos para combatir el acné. Elegir el limpiador adecuado puede ayudar a eliminar las bacterias de la piel.  Un gel ultra suave sin jabón limpia la suciedad y ayuda a mantener tu piel libre de imperfecciones. Esta debe contener  agua termal, monolauraína (sebo-reguladora) y gluconato de zinc (antiinflamatorio) que actúan sobre la piel sin quitarle a la cara los aceites naturales. Una limpieza a fondo también eliminará las células muertas en la superficie de su piel, lo que facilita la absorción de sus medicamentos para el acné.

Para ayudar a controlar los brotes de acné, busca un limpiador que sea lo suficientemente fuerte como para eliminar la suciedad y mantener la piel limpia. Evitá los jabones para la cara que pueden quitarle a su piel sus aceites naturales. Los limpiadores y exfoliantes fuertes solo te dejarán con una piel roja e irritada provocando mas brotes.

Pedi ayuda a un dermatólogo

Podes pedirle a tu dermatólogo que te recomiende un limpiador recetado o de venta libre que funcione en la piel propensa al acné, pero también presta especial atención al cuidado de la piel en la rutina diaria.
 

Entonces ¿Qué limpiadores debo usar?

Podés comprar un limpiador económico de venta libre, o si estás dispuesa a gastar un poco más, podes adquirir productos limpiadores de alta gama. Lo importante no es cuánto gastas, sino qué tan bien funciona el producto.

Elegí un limpiador suave, no abrasivo y sin alcohol. Que sea apropiado para el tratamiento del acné y coincida con tu tipo de piel: grasa, seca o ambas.

Algunos limpiadores para el acné y jabones faciales tienen ingredientes adicionales para combatir el acné y mejorar la apariencia de la piel. Los limpiadores medicinales contienen ingredientes para combatir el acné, como ácido salicílico, sulfacetamida de sodio o peróxido de benzoilo, que pueden ayudar a aclarar la piel mientras se limpia. El ácido salicílico ayuda a limpiar los poros bloqueados, reduce la hinchazón y el enrojecimiento. El peróxido de benzoilo exfolia la piel y mata las bacterias. La sulfacetamida de sodio interfiere con el crecimiento de bacterias.

Para mantener tu piel hidratada, buscá limpiadores que contengan emolientes (vaselina, lanolina, aceite mineral y ceramidas) o humectantes (glicerina), que retienen la humedad en la piel, o exfoliantes (ácidos alfahidroxi) para suavizar las áreas ásperas.

Como si los brotes no fueran suficientes para cancelar todos los planes previsibles, ahora tenes que preocuparte por las marcas rojas y los puntos negros. Esto puede ser parte del pasado y quedar tan solo como un recuerdo ¡No te aprietes los granitos! ¡Y cumpli tus deseos del 2020!