La mejor rutina de belleza para la piel (dí­a y noche). ¡Conocela!

Quizás encontaste los productos que mejor funcionan en tu piel, pero cuando se trata de organizar su rutina, es normal tener confusión sobre qué producto va primero. Porque cuando se trata de belleza, el orden cambia los resultados. Por lo tanto, saber el orden en el que se debe aplicar tus cosméticos no solo te ayudará a lograr rutinas más rápidas, sino que también te permitirá sacar el máximo provecho de tus productos para el cuidado de la piel.
Como regla general, limpiá tu piel mañana y noche. La protección solar es lo más importante durante el día. Se pueden aplicar sérum antioxidantes y cremas hidratantes cuando sea necesario, pero no olvide usar protección solar por la mañana, ya que no solo protegerá tu piel de la radiación solar, sino que también evitará el fotoenvejecimiento.

La textura es la mejor indicación de qué orden seguir. Aplicar primero los productos más livianos y fluidos, ya que están formulados para penetrar más profundamente. Luego los productos más densos o cremosos. Si se invierte este orden, las fórmulas más densas evitarán que los productos más ligeros penetren en la piel, lo que significa que perderán impacto.
Entonces, cuando se trata de aplicar sus productos de belleza, el mejor orden es:

RUTINA DE LA MAÑANA
1. Limpiá tu rostro para eliminar cualquier impureza.
Es tan importante limpiar tu rostro por la mañana como repetir este ritual por la noche. La limpieza elimina cualquier exceso de sebo creado durante la noche y le permite eliminar cualquier exceso de producto aplicado antes de acostarse.
2. Sérum antioxidante:
Tu piel está expuesta a los radicales libres que oxidan las células durante el día, causando el envejecimiento. La aplicación de un sérum antioxidante no solo ayuda a reparar el fotoenvejecimiento existente, sino que también protege la piel. Los sérum tienden a ser productos livianos que contienen ingredientes altamente concentrados, lo que significa que verás los beneficios cuando los apliques sobre la piel limpia.
3. Crema contorno de ojos:
La piel alrededor de tus ojos es más delgada que la piel de tu rostro. Por eso necesita un cuidado especial. Y si aplicás esta crema por la mañana, ayudará a descongestionar el área después de una noche de descanso y la mantendrá hidratada durante el día.
4. Crema hidratante:
Tu piel puede sentirse un poco tensa después de la limpieza. Usá una crema hidratante después de aplicar el sérum y la crema para el contorno de ojos para aumentar la hidratación que ayudará a mantener la piel fresca durante todo el día.
5. Protección solar:
Es vital usar protección solar todos los días, ya que tu rostro está expuesto a la radiación solar los 365 días del año, y esta es la principal causa del envejecimiento.
6. Maquillaje:
Aplicar el maquillaje al final. Seguir todos los pasos anteriores hará que sea mucho más fácil lograr una cobertura uniforme y un acabado bonito y duradero.


RUTINA DE NOCHE
1. Limpiá tu rostro para eliminar las impurezas y cualquier maquillaje.
Es importante eliminar cualquier impureza que se acumule en tu rostro durante el día, incluso si no usás maquillaje. Esto prepara la piel para los siguientes pasos, lo que hace que los productos de noche sean más efectivos.
2. Sérum antioxidante:
Aprovechá esta oportunidad para aplicar un sérum más nutritivo que ayude a reparar la piel. Masajeá suavemente para ayudar a la absorción.
3. Crema contorno de ojos:
El uso continuo ayudará a prevenir y reducir las líneas de expresión, las bolsas debajo de los ojos y las sombras profundas. Aplicá desde la esquina de tu ojo hacia afuera hasta que llegue a la sien, para ayudar a activar la microcirculación.
4. Crema hidratante:
Aplicá una crema nutritiva e hidratante para rematar. Usá texturas que envuelvan tu piel para brindar una sensación de comodidad y ayudar a reparar la piel mientras descansa. Aplicá texturas más nutritivas durante la noche para que tu piel pueda absorberlas a medida que se recupera del día.
Si querés darle a tu piel beneficios adicionales, usá una crema de noche que incluya ingredientes con otras funciones, como cualidades antienvejecimiento.
¿Qué va primero, crema hidratante o crema para los ojos?
La limpieza es el primer paso. No tiene ningún sentido aplicar ningún otro tratamiento hasta que hayas limpiado tu piel. Luego aplicá tus otros productos una vez que tu piel esté libre de maquillaje, agradable y limpia.
Lo ideal es aplicar una crema para los ojos como segundo paso, tanto por la mañana como por la noche. El uso constante de este tipo de productos rejuvenecerá el área de los ojos, dejándola con un aspecto joven y con mucha elasticidad.
Es importante aplicar cremas para los ojos antes de otros tratamientos (ampollas, sérum, crema hidratante, etc.) porque al aplicarlos sobre otros productos para los ojos evitará que penetren tan profundamente, lo que provocará una disminución del impacto.