Envejecimiento urbano, ¿qué es y cómo se trata?

Según los científicos, los gases tóxicos pueden ser la causa principal del envejecimiento de la piel en ciudades contaminadas como Londres, Nueva York, Beijing o Buenos Aires.
La contaminación del aire está envejeciendo prematuramente las caras de los habitantes de las grandes ciudades al acelerar las arrugas y las manchas en la piel por la edad.
Los efectos de los humos tóxicos en la piel pueden ser la principal causa de envejecimiento. La contaminación también está relacionada con el empeoramiento de las condiciones de la piel, como el eccema y la urticaria. Los descubrimientos científicos ahora están llevando a las compañías de cosméticos más grandes del mundo a buscar soluciones, incluidos compuestos similares a medicamentos que bloquean directamente el daño biológico.

Con la contaminación del tráfico emergiendo como la sustancia más tóxica para la piel, el sueño de una piel perfecta se acaba para quienes viven o trabajan en áreas contaminadas por el tráfico como las grandes ciudades, a menos que tomen medidas para proteger su piel inmediatamente. De lo contrario, toda esa gente terminará vistiendo la contaminación en sus rostros dentro de 10 años. Definitivamente es algo que ahora todos necesitamos tomar en serio.

El daño por rayos ultravioleta (UV) fue realmente el tema de la protección de la piel durante los últimos 20 a 30 años y hoy creemos que las sociedades han tomado conciencia de lo importante que es cuidarse del sol. Ahora creemos que la contaminación del aire tiene el potencial de mantenernos ocupados durante las próximas décadas. El tráfico de una metrópoli genera grandes cantidades de, por ejemplo, NO2 (dióxido de nitrógeno), el cual se ha demostrado que aumentan las arrugas y las manchas por la edad.
La contaminación del aire causa exactamente el daño a la piel en una etapa temprana: Estamos ahora sumergiéndonos en los mecanismos. Pero se sabe que muchos de los contaminantes pasan fácilmente a través de la piel y causan una variedad de impactos.

En este momento, no hay muchos productos para la prevención de daños por contaminación del aire, sin embargo, puede ser una tendencia en los próximos años, ya que se convierte en un problema mucho más grande. Las principales compañías de belleza han comenzado su propia investigación y están lanzando los primeros productos formulados para combatir el daño de la piel por el aire tóxico. ¿Puede una crema realmente ayudarte a "enfrentar la ciudad"? Muchos especialistas afirman que como hoy en día tenemos un Factor de Protección Solar (FPS), en un futuro no muy lejano también tendremos un Factor de Protección contra la Contaminación. Ya sea que funcione o no, hay algo relajante en una crema que promete prepararte para “enfrentarte a la ciudad”: Proporcionar una barrera protectora entre vos y la metrópoli. Es posible que no pueda hacer nada sobre el costo de la vida, el ruido o el aire que respiramos, pero estos productos prometen que pueden hacer algo con nuestra piel.

Estudios realizados compararon a aquellos que viven en entornos rurales con aquellos en entornos urbanos, y mostró un daño a la piel significativamente mayor en aquellos que viven en entornos urbanos contaminados. Pero no solo el envejecimiento de la piel puede ser un resultado no deseado de la contaminación. Especialistas dicen que el daño por contaminación también podría estar asociado con brotes de acné y un aumento en la producción de grasa, ya que los radicales libres que se encuentran en la piel promueven la inflamación.

Sin dudas este tema comienza a crear preocupación cada vez en más gente y nosotros nos mantenemos informandos para poder darte siempre la mejor solución. ¡Consultanos!