¿Cuándo puede mi bebe usar protector solar?

Para la mamá primeriza, todo es nuevo y  todo es un mar de dudas… Cada pediatra tiene su librito, la familia opina, y vos ya no sabes qué hacer… Te contamos qué consecuencias puede tener y cómo debes proteger realmente a tu bebé del sol. Te daremos consejos útiles que no te pueden faltar en este verano.

Nuestros pequeños, especialmente los lactantes, son muy sensibles a la radiación solar, así como, a sus efectos nocivos. Poner protector solar a los bebés antes de los seis meses está desaconsejado por todas las asociaciones de pediatras. Se queman con facilidad y corren alto riesgo de deshidratarse. Y un dato no menor  y poco conocido, es que aunque estén bajo la sombrilla, la radiación se refleja hasta en un 30% y pueden quemarse con facilidad.

En el caso de que estés pensando ir a la playa o a una pileta,  con un bebé de menor de 6 meses,  hacelo siempre protegido con gorrito, gafas y camiseta a última hora del día de paseo antes de la cena o a primera hora siempre antes de las 11 de la mañana, lo que reduce hasta un 65% los daños provocados por la radiación ultravioleta B, que es muy perjudicial para la salud, siendo la causante de quemaduras y daños en el ADN. Es muy importante que la protección solar este formulada sin parabenos, perfumes, emulsionantes PEG o conservantes, para evitar cualquier tipo de reacción alérgica. Debemos, siempre probar el producto aplicando una pequeña cantidad en la zona del muslo o brazo, para verificar que no genere ningún tipo de reacción en la piel delicada de nuestro bebe.

Como lo mencionamos anteriormente,  la protección solar no se basa únicamente en emplear fotoprotección  sino también alternativas al uso de cremas solares, como la ropa que cuanta mayor protección con prendas de fibra sintética (poliéster, lycra, nylon, acrílicos), colores oscuros o brillantes, alta densidad (mejor mezcla de algodón que seda) y elásticas (prendas ajustadas), el sombrero con alas de más de 7 cm para que nos proteja oreja, cuello  y nariz y los anteojos de sol, (si logras que se los ponga) deben estar homologados y los cristales ser oscuro. Evitar la exposición al sol en las horas centrales del día (entre las 12 y las 16 horas). El protector solar no debe emplearse para permanecer más tiempo al sol, sino para que estemos más seguros y protegidos durante el tiempo que estemos expuestos por la práctica de deporte, baños o estancia en playa y campo.

Dato super importante:

Ofreceles agua con frecuencia aunque no te la pidan. Mantener una buena hidratación es primordial. Y si te llevas un tupper con trocitos de alguna fruta fresca, mejor que mejor. Matamos dos pájaros de un tiro: los hidratamos y además se beneficiarán de las vitaminas de la fruta fresca.

Bien, llegó el momento  de hablar de la fotoprotección solar ¿Qué crema de protección solar le pongo?

Podemos clasificar en  tres tipos de protectores solares: Filtros físicos/minerales, filtros químicos/orgánico y filtros mixtos (físicos y químicos).

Cualquiera sea el que elijas, es importante que revises en el envase que sean de amplio espectro, ¿Qué quiere decir eso?, que cubran frente a rayos UVA y UVB (que no todos lo son). Si te fijas bien verás las iníciales redondeadas por un circulito.

Entre los 6 meses y los 3 años, especialmente en los menores de un año elegiremos  por los filtros físicos/minerales. Estos reflejan la radiación en la piel (sobre la crema) sin penetrar en ella, es decir, los rayos rebotan. Funcionan desde el primer momento en que los aplicas. Tienen la deficiencia de que al ser una pantalla física sin química alguna, la cosmética de los productos no es tan buena,  a veces son como una pasta espesa, difícil de extender en la piel. No son tan resistentes al agua y se debe repetir la aplicación más frecuentemente que con los químicos.

Los filtros químicos los usaremos en mayores de 3 años, preferiblemente de 50 y que sean de uso para niños.  Actúan 20 minutos después de su aplicación, por lo que no esperes a llegar a la playa para ponérselo, sino te aseguro que tu hijx va ser una “milanesa”. Tene en cuenta al momento de comprar  el protector que sea “resistente al agua”, y aún así cada 2-3 horas conviene renovar la aplicación.

 

La gran duda de todas es ¿Puedo utilizar las cremas del año pasado?

Lamentablemente si están abiertas no. Una vez abiertas tienen una duración de 12 meses, así que sintiéndolo mucho, hay que renovarlas.


Para terminar, te dejamos algunos tips que debes tener en cuenta cuando tu bebe menor de 6 meses este al aire libre:  

    - Tu bebé debe permanecer en la sombra la mayor cantidad de tiempo posible.
    - Consulta con tu pediatra antes de usar protector solar en su bebé. Aquí la “opiniónologia” familiar no sirve.
    - Tene en cuenta, a la hora de  vestir a tu hijo con ropa que cubra y proteja su piel sensible. Solo usa el sentido común; Un truco muy sencillo: si apoyas la tela en tu mano y es tan transparente que  puede ver a través de ella, probablemente no cumpla con la protección suficiente.
   -  ¡No lo olvides! El uso de  un sombrero que le proporcione suficiente sombra en todo momento a tu bebe.
   - Estate atento cuidadosamente que tu bebe  no muestra signos de advertencia de quemaduras de sol o deshidratación. Estos signos incluyen nerviosismo, enrojecimiento y llanto excesivo.
    -Si sentís que tu bebé se está quemando, aléjalo del sol inmediatamente y aplíquele paños fríos en las zonas afectadas.
    -¡Hidrátalo! Dale a tu bebé fórmula, leche materna, o una pequeña cantidad de agua entre comidas si está al aire libre bajo el sol durante más de unos minutos. No olvides de usar una conservadora para almacenar los líquidos.

Comencemos a erradicar falsas creencias, el bronceado no se debe buscar, como un sinónimo de salud y belleza, porque es un mecanismo de defensa de nuestra piel ante la radiación solar…