Errores frecuentes al querer bajar de peso

La llegada del calor trae consigo la ya clásica “operación bikini” y con esto tenemos un deseo urgente de sacarnos de encima los kilos que ganamos en invierno. Este apuro por perder peso es lo que crea la idea equivocada de que hacer prácticas alimentarias extrañas, pensando que nos va a ayudar a adelgazar en poco tiempo.

Ninguna persona toma la decisión de empezar una dieta porque sí, y aunque puede que muchas veces sea por algún problema de salud, la necesidad de perder peso o el temor a no lograrlo pueden terminar en planes y métodos irrisorios que exigen sacrificios y renuncias que no todas las personas están dispuestas a cumplir ¡y que probablemente no sean beneficiosas para nuestra salud!


Los errores más grandes en una dieta ¡y que todas hacemos!
No les creas a todos los que prometen soluciones rápidas y cosas milagrosas. ¡La balanza es la única que no miente!
Perder peso puede ser complicado. A veces se siente como si estuvieras haciendo todo bien, pero todavía no estás viendo resultados. En este post vas a encontrar algunas posibles razones.

La dieta es un estilo de vida, no significa pasar hambre.

Gemma Tendero - Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunidad Valenciana

Comencemos con la lista de las cosas que no debemos hacer si decidimos empezar con una dieta:

Error #1: Estás tomando calorías. 
Las calorías líquidas de jugos, batidos de frutas, gaseosas, café, azúcar y alcohol realmente pueden conducir al aumento de peso. Investigaciones demostraron que la mayoría de los argentinos consumen aproximadamente el 20% de sus calorías de las bebidas. ¡Esto es demasiado! Cambiá todas las bebidas de alto contenido en calorías al agua y al té sin azúcar o a los jugos de verduras.

Error #2: Comer demasiadas cosas saludables 
Sólo porque un alimento es saludable no significa que tengas que comer toneladas de ello. Nueces, pan de trigo integral, chocolate negro, almendras o paltas son absolutamente geniales para una dieta. Pero también son altos en calorías, por lo que el control de las porciones sigue siendo clave.

Error #3: Comer demasiado rápido.
Hacen falta alrededor de 20 minutos para que el estómago le “avise” al cerebro que está lleno, por lo que comer lentamente puede ayudar a darte cuenta cuando estás lleno. Cuando se toma el tiempo para masticar y saborear la comida, naturalmente comemos menos y disfrutamos mucho más los alimentos.

Error #4: Porciones enormes.
El tamaño de la porción realmente importa en la pérdida de peso. La investigación ha demostrado que la gente come consistentemente más comida cuando se les ofrecen porciones de mayor tamaño. Los nutricionistas sugieren estos trucos para ayudar a recortar sus porciones: Usá platos más pequeños. No compres más alimentos de los que necesitás en el supermercado. Se recomienda que las porciones deben tener el tamaño de nuestra mano.

Error #5: Siempre hacer la misma rutina de entrenamiento.
No podés hacer los mismos ejercicios una y otra vez y esperar un progreso. Para obtener mejores resultados, tenés que variar la frecuencia, la intensidad y el tiempo.

Error #6: No estás tomando suficiente agua.
Los estudios han demostrado que beber agua o comer alimentos ricos en agua o sopas antes de una comida puede ayudar a comer menos. Además, mantenerse hidratado ayuda a prevenir los dolores de cabeza. Intentá beber uno o dos vasos de agua antes de cada comida. Esto te ayudará a sentirte lleno más rápido y perder peso.

Error #7: Volverse loco en el día del permitido. 
Para muchas personas “el permitido” se convierte en una loca fiesta de comida. Los abusos pueden sumar miles de calorías y hacer que te sientas mal e hinchado en los próximos días y que todo el trabajo de la semana no sirva para nada. Mejor: En lugar de un día de permitidos, hacé un plato de algo que realmente quieras, una vez por semana. Puede ser una pizza, pastas o un pedazo de torta en el que estuviste pensando todos los días.

Error #8: Comer demasiadas frutas.
Las frutas son saludables, las frutas son el bocado perfecto, las frutas contienen vitaminas y antioxidantes. ¡Seguro! Pero también algunas contienen mucho azúcar. Estamos totalmente de acuerdo en que las frutas son una alternativa más saludable a los dulces, pero si comemos demasiadas, puede ser simplemente consumir demasiada fructosa para permitir que su cuerpo pierda peso.

Error #9: El estrés
Hay una fuerte conexión entre el estrés y el aumento de peso, las hormonas del estrés pueden conducir a la retención de grasa. El yoga y la respiración profunda son grandes soluciones para la reducción del estrés.

Error #10: Morirse de hambre
Muchas mujeres están obsesionadas con las calorías. De esta manera, a menudo estamos privando a nuestro cuerpo de los nutrientes que realmente nos ayudará no sólo a vivir más sano, si no también a perder más peso. Lo que comemos es tan importante como cuánto comemos.

Error #11: Sobrevaloramos la cantidad de ejercicio que hacemos.
30 minutos de bicicleta no significa que podemos comer lo que se quiera. La gente suele pensar después de sus entrenamientos: "Me merezco un regalo". Es posible que hayamos quemado 300 calorías, pero si después comemos 500 calorías nunca vamos a perder peso. Siempre tengamos en cuenta que es mucho más fácil comer calorías que quemarlas. La importancia es del 70% en la dieta y el 30% en el entrenamiento.

Podemos aconsejarte en tratamientos con suplementos dietarios para ayudar a quemar grasa corporal más rápido. Consultanos