Llega el verano, el calor! Bienvenidas piernas hinchadas!

Hablemos de números…

El 80% de las mujeres con más de 45 años dice padecer el problema de las piernas cansadas, hinchazón y mala circulación.

Las várices y arañitas se presentan 4 veces más en mujeres que en hombres. De esas mujeres aproximadamente el 20% tiene várices y el 80% tiene arañitas. Ahora bien, veamos qué significa cada una y su prevención o tratamientos.

Las venas son conductos por donde circula la sangre que luego retorna al corazón, para retornar deben ir contra la fuerza de gravedad, por eso, cuando fallan los mecanismos se produce la insuficiencia venosa y se forman las várices. Las várices son venas que se alargan y agrandan y que sufren modificaciones en sus paredes.

Las arañitas son pequeñas roturas capilares que se producen debajo de la piel en los vasos sanguíneos. Cuando no hay una buena circulación sanguínea los vasos se rompen y aparecen visibles venitas de color rojo o azul.

El cansancio en las piernas se produce por varios motivos y en muchos casos van acompañadas de estas incomodas arañitas o várices. Los motivos pueden ser: Factores genéticos u hormonales, uso de calzado inapropiado, calor y exceso de exposición al sol, sobrepeso, sedentarismo, estar mucho sentadas en la misma posición o bien mucho tiempo paradas, mala alimentación, etc. Si bien hay tratamientos médicos para este tipo de afecciones también podemos reducir su aparición o aspecto teniendo en cuenta estos consejos:

  • Para mejorar la circulación lo ideal es hacer ejercicios de baja intensidad, caminar y nadar son la mejor opción.
  • Tomarnos al menos 15 minutos por día para descansar las piernas y ponerlas hacia arriba, o bien poner almohadones debajo de las piernas para dormir. Otra opción es colocar pequeños tacos en la cama solo en la parte de los pies, la inclinación favorecerá el descanso de las piernas.
  • Baños de agua fría en las piernas (contrae los vasos sanguíneos y evita la sensación de pesadez)
  • Si vamos a estar mucho tiempo paradas o sentadas utilizar medias de compresión (no utilizarlas para hacer ejercicio)
  • Utilizar calzado cómodo, lo ideal es un taco de 3 o 4 cm.
  • Realizar masajes comenzado por los pies e ir subiendo por los tobillos y luego las piernas. Realizarlo con movimientos circulares.
  • La ropa ajustada no ayuda! Utilizar pantalones flojos y frescos en verano.
  • Tomar al menos 2 litros de agua por día, disminuir el consumo de sal y de harinas.

En Farmacia Leloir podemos encontrar tratamientos para piernas cansadas de venta libre que pueden ayudarnos a que el efecto sea más rápido y así poder disfrutar del verano y mostrar nuestras piernas sin complejos!